EDUCAMOS CON AMOR A LA MANERA DE JESÚS

 

Nuestra Propuesta Pedagógica es una respuesta a las necesidades personales y sociales del niño y joven de hoy como futuro ciudadano, capaz de integrarse a una sociedad competitiva logrando la calidad humana. Se relaciona con los cambios científicos,  tecnológicos y socioculturales actuales, lo que implica promover el aprendizaje de estrategias cognitivas y metacognitivas para manejar información relevante, producir conocimiento, desarrollar la capacidad creativa y asumir una actitud crítica ante los hechos, siendo capaz de liderar propuestas de cambio.  Es, por lo tanto, un enfoque educativo humanista y cristiano, orientado a la construcción del saber y formación de la personalidad,  donde el alumno vivencia los valores y construye su aprendizaje en forma activa, aprende haciendo y experimentando de acuerdo a su propia actividad vital, convirtiéndose en eje del proceso educativo.

Educamos en cuatro principios básicos que son los pilares de nuestra educación personalizada:

 

  • Singularidad: ¡SOY ÚNICO E IRREPETIBLE! “Hecho a imagen y semejanza de Dios”
  • Autonomía: ¡SOY LIBRE! “Voy logrando la verdadera libertad interior y exterior”
  • Apertura: El mundo necesita personas abiertas a la comunidad ¡SOLIDARIDAD!
  • Trascendencia: Sentirse amado por Dios y poder comunicarse con Él “En él nos movemos y existimos”

 

    Como colegio católico seguimos los principios de la educación religiosa, personalizada y centrada en los valores del Evangelio; ayudando a la comunidad educativa a vivenciar el carisma de las religiosas que tienen a cargo el colegio. Enfatizando sus dimensiones fundamentales: basadas en el servicio y la caridad, anunciando y vivenciando la Palabra de Dios.

    Dentro de la pedagogía que desarrollamos en el colegio se contempla como aspecto básico en  la educación personalizada, la vivencia de VALORES expresados en ACTITUDES concretas de vida.

    Actualmente, ya podemos apreciar que los educandos manifiestan en su comportamiento valores como: el respeto, la responsabilidad, la solidaridad y la honradez.