EDUCAMOS CON AMOR A LA MANERA DE JESÚS

Reciban un cordial y afectuoso saludo, nuestra página web es uno de los instrumentos que contamos para tener una comunicación más fluida con cada uno de ustedes.

Mediante este sitio web le informaremos de manera general todo lo que ocurre en nuestro diario quehacer.

Iniciamos un nuevo año escolar agradeciendo a Dios y renovamos nuestro compromiso la de “formar un hombre íntegro, capaz de transformar su entorno con valores cristianos”

Y expresamos a toda la Comunidad Educativa las palabras de bienvenida de nuestra querida y estimada Hna. Directora en este inicio del año escolar 2018:

Muy queridos Padres de Familia y Apoderados:

Me complace ver reunidos en este auditorio  a un abanico tan amplio de docentes, personal administrativo y otros. Hoy, recordamos lo transitado y la la trayectoria ininterrumpida de nuestra institución educativa, explicar y resinificar el presente para situarnos frente a los nuevos paradigmas sociales y educativos a través de la realización de tareas concretas y poder dar inicio a esta nueva gestión educativa 2018.

Este encuentro es un momento fundamental para comprender algo más. Para reconocer  el valor profundo de esta institución, que más allá de los desafíos y obstáculos que debió enfrentar, jamás se ha resignado a cambiar la esencia de su misión y visión educativa, abogando por la inclusión y el respeto a la diversidad, a la dignidad de la persona y la integridad de su ser.

En el año 2017 esta Institución educativa celebro los 50 años  de su misión. Las Hermanas de la caridad Dominicas de la Presentación de la Santísima Virgen, hemos asumido esta Institución hace 25 años, y hoy puedo decir  que el objetivo que las primeras hermanas  se trazaron al asumirla se ha cumplido. Porque se ha sostenido en el proceso histórico, en sus ideales y ha ido generando y creando los espacios necesarios en función de las demandas de todos aquellos que fueron conformando la institución.

Hoy seguimos  con  la idea de adaptarnos a las nuevas necesidades, a los nuevos desafíos, porque nos hemos constituido en un lugar para el encuentro, el dialogo, el respeto, la valoración mutua, en un lugar para la comunicación, el debate,  el consenso y la decisión.

Felicitaciones, porque durante estos años han alcanzado un desarrollo tal como nunca imaginaron los pioneros que concibieron e iniciaron esta obra. Es claro que se ha producido un extraordinario crecimiento institucional y un cambio significativo de las perspectivas pedagógicas y científicas que hoy siguen en discusión y tienen su plena validez, porque no solo están formuladas sino cimentadas en la roca firme del evangelio.

En el momento nos encontramos en una reflexión profunda y permanente en torno de lo que estamos haciendo, de lo que significa educar hoy en el mundo en que vivimos. Sostenemos la importancia de que la educación debe contribuir al progreso individual y colectivo, debe brindar oportunidades para que todos logren una vida más plena, generando espacios para optar, para decidir y para gozar de iguales derechos y posibilidades.

En este sentido, cada año tomamos con verdadera y profunda radicalidad los principios y valores institucionales que  constituyen los pilares de nuestra propuesta educativa.

La singularidad, la autonomía, la apertura, y la trascendencia.

Potenciando a la vez los valores del respeto, la responsabilidad, La solidaridad y la honradez.

Queridos profesores. El saber descubrir en la educación lo que es resto a los ojos de Dios, es comprender de manera profunda el pensamiento pedagógico de Marie Poussepin en sus dimensiones humana, cultural y trascendente.

Ella descubrió a los ojos de Dios que la persona del niño y del joven está en nuestras manos para que las transformemos en seres para Dios y desde su dignidad aprendan a hacer el bien, buscando y practicando la justicia.

“la educación debe brindar oportunidades para que todos logren una vida más plena, generando espacios para optar, decidir y gozar de iguales derechos y posibilidades” Y aquí la invitación es Formar. En los valores esenciales y fundamentales de la vida cristiana

Un reconocimiento especial para mis hermanas de comunidad de manera particular a la Hna. Carmen Alicia y a todos los profesionales que formaron y forman parte de esta institución educativa, que han marcado y marcan los caminos que nos han conducido a la Institución de hoy, por su competencia profesional, por el esmero que pusieron y ponen en el ejercicio de su función, porque  todos han sido  partícipes del logro alcanzado.

Porque en el día a día supieron y construir un nuevo proyecto centrado en la persona a partir del compromiso profesional y la calidad humano que siempre ha caracterizado al personal docente del Colegio Santa Cruz.

Muchos de los logros conseguidos no hubieran sido posibles sin la colaboración directa de todos ustedes, de los padres de familia y de tanta personas e instituciones, donde a partir de un trabajo en red se ha aprendido a crecer, se han generado espacios de dialogo y compromiso, se han transmitido y compartido aprendizajes y proyectos.

Señores profesores, nuestros alumnos  son el eje y razón de ser de nuestra misión, quienes a lo largo de los años se convierten en los protagonistas de su propia formación.

Ellos Nos han enfrentado con nuestras propias historias, nos empujan a buscar cotidianamente vías de trabajo para resolver conflictos. Ellos son la energía, la causa y la razón de ser de la nueva gestión que estamos dispuestos a iniciar.

El Colegio Santa Cruz  es hoy una institución activa y con metas claras que funciona plenamente de acuerdo a sus propósitos educativos. Una institución que valora profundamente lo logrado en estos años, que busca la calidad en su desempeño y qué hace esfuerzos por responder de manera oportuna y efectiva a los nuevos desafíos y tendencias.

Durante este año la comunidad educativa hará un proceso nuevo de inserción en la pastoral educativa de la diócesis del Callao, estaremos dispuestos para ir  asumiendo progresivamente las propuestas que den altura y aporten nuevos saberes a la persona del niño, del joven personal docente, administrativo y servicios varios y con estos apoyos podamos constatar nuevamente.

Les doy la Bienvenida, y los convoco  a renovar con  alegría y entusiasmo nuestro compromiso y  objetivos para la misión de esta institución, manteniendo el compromiso social, la visión crítica y la coherencia como personas.

Aunque no los conozco de manera cercana, estoy convencida de que hare parte de una red de personas con voluntad firme que deciden continuar desafiando los obstáculos, disfrutando el encuentro, y fundamentalmente creyentes para aceptar con humildad los defectos, con sencillez las virtudes y con optimismo sus posibilidades.

Hna. Martha Elena Zapata Lujan.

Directora